manos encimadas de alumnos

Misión

Somos un Grupo Educativo de la Iglesia Católica. Inspirados en el Evangelio, educamos personas en comunidad para que sean competentes, compartan los frutos de sus dones y talentos, y puedan así transformar la realidad.

Visión

Como Grupo Educativo Marín, anhelamos ser una comunidad orante, fraterna y misionera reconocida por sus iniciativas pedagógicas, su aprendizaje continuo y sus resultados en la educación integral de las personas.

Nuestra impronta

Creemos que la dignidad de cada persona en cuanto hija de Dios, creada a su imagen y semejanza, y el envío misionero de Jesús Resucitado, son los fundamentos de nuestra tarea educativa.
Queremos que nuestros estudiantes, ejerciendo su libertad, descubran su vocación humana y cristiana para elaborar su proyecto de vida.
Entendemos que en nuestra escuela, la fe atraviesa la vida escolar: nuestro currículo, nuestras actividades, nuestras celebraciones. Estimulamos vínculos fraternos basados en la aceptación y el cuidado del otro, y promovemos los valores evangélicos para la construcción de una sociedad solidaria y participativa. La tarea evangelizadora, es decir, salir al encuentro del otro para anunciar La Buena Noticia de la Salvación, es responsabilidad de toda nuestra comunidad educativa.
Creemos que la educación es un proceso de transmisión y construcción de conocimientos socialmente significativos que busca promover habilidades comunicacionales, de pensamiento crítico y de toma de decisiones, incentivando la autonomía, la responsabilidad y el espíritu de superación permanente. Metodológicamente integramos pedagogías y didácticas ajustadas a cada contexto y necesidad alimentándonos de fuentes diversas que nos ayudan a comprender la enorme complejidad y potencialidad del ser humano y estimular su desarrollo.
Valoramos la diversidad de los talentos y la variedad de intereses de nuestros estudiantes, buscando que el abanico de propuestas permita desarrollar sus distintas capacidades. La creatividad, la innovación y las nuevas tendencias nos mueven a la mejora continua de los procesos educativos.
Creemos que en los procesos de enseñanza y aprendizaje todos aprendemos, individual y comunitariamente, comprometiéndonos con la educación de toda la persona.
Queremos fortalecer la capacidad de los jóvenes para convertirse en protagonistas comprometidos con nuestro país y el mundo, atentos a las palabras “Educar es servir a Dios y a la Patria”.